Dificultad media

Puntuación: 2 de 3.

Necesitas:

  • 4 huevos
  • 150 gr de azucar
  • 60 ml de leche
  • 80 ml de aceite de girasol
  • 200 gr de harina
  • 10 gr de levadura química
  • una pízca de sal
  • una piel de limón rallada

Deshacer la mantequilla en el microondas durante un minuto (tapar porque salpica) y dejar atemperar.

En un bol poner los 4 huevos y el azúcar. Trabajar con unas barillas hasta que esté bien mezclado y espumado, veremos aparecer el efecto blanqueante del azucar. En ese momento echar la rayadura de limón y seguir mezclando. Luego añadir la mantequilla, el aceite de girasol y la leche. Seguir mezclando un poco más.

Mezclar en un bol la levadura, la harina y media cucharadita de sal. Tamizar y añadir, seguir mezclando con las barillas. Una vez bien mezclado dejar reposar la masa en la nevera durante una hora.

A continuación , poner a precalentar el horno a 220 º, arriba y abajo. En la bandeja preparar los moldes de las madalenas (se aconseja usar unos moldes para cupcakes de aluminio o bien simples moldes de flan en los que encajaremos las fundas de papel de las madalenas. De esa forma al no estar el papel en contacto directo con la bandeja del horno no se queman y el papel no se moja con la masa y se abre, las madalenas crecen hacia arriba y se hacen altas de copete).

Hornear durante 10 minutos a 220º y 5 minutos más a 200º. Están listas para mojar en tu café con leche!